Pétalos de papel. La novela.

(Portada por Barb Hernández)


Descarga directa de la novela AQUÍ

 

Sinopsis

“Aquel libro me arrastró dentro de sus páginas antes de que yo pudiera siquiera imaginar su secreto. La realidad cayó y se deshizo a mi alrededor. Al otro lado me esperaba él. Marcus Abberlain. Ni la distancia de mil mundos pudo evitar que le encontrara”.

"Vino en las alas de la primavera. Llegó de improviso, como las flores y los deseos. Se hizo un hueco en el corazón como sólo saben hacerlo los sueños que sobreviven al invierno. No fue el libro quien trajo a Ilyria Blackwood hasta aquí. Fue el destino".

Amyas, capital de Albion. Dicen que todos los días llega al reino al menos un nuevo visitante…
Todo tiene un orden impuesto en ese país inalcanzable: los nobles dictaminan sus normas escondidos tras sonrisas fingidas y bailes a medianoche. Los extranjeros, personajes alejados de las páginas de sus libros, están condenados a servirles. La sociedad ahoga y esclaviza sin que nadie se rebele contra ella.

Alterar el orden siempre es peligroso. Enamorarse es solo el principio.

El proyecto.

Pétalos de papel es la novela que hemos escrito Selene y yo conjuntamente y por la cual hemos llamado así a nuestro humilde blog. Bajo ese título, bajo esas palabras, hemos visto la alianza definitiva tras muchos años de amistad y sueños compartidos.

Su historia se remonta a un no muy lejano verano de 2010, momento en que la idea de la trama empieza a formarse en la cabeza de Selene. Yo soy partícipe de sus avances, de sus giros, de todo lo que finalmente será una historia que por aquel entonces ni siquiera tenía título. Aunque la idea siguió avanzando en las cabezas de ambas, en papel no duró mucho: sólo una decena de páginas olvidadas entre muchos archivos, escritas enteramente por Selene. En aquel tiempo, aunque se barajó la posibilidad, el embarcarnos en ese mundo juntas era algo casi utópico.

Es por esto que para nosotras su historia no empieza hasta el pasado año, en el 2011. La historia, como ya he dicho, había quedado relegada a un montón de ideas y pocas líneas en un papel. El Destino quiso que yo cogiera aquellas páginas antaño escritas y me pusiera a leerlas de nuevo. Más obligada por mí que por cualquier otra razón, Selene tuvo que continuar, pero tampoco duró mucho: unas páginas después la historia volvía a amenazar con quedarse en el mismo punto por culpa del personaje principal: Ilyria Blackwood. Es entonces cuando yo, casi a modo de prueba, de experimento, de simple llamamiento, comienzo a escribir.

Ahí empieza todo.

Desde ese momento queda claro: Pétalos de papel nos necesita a ambas. Cada una en su tono, cada una en su estilo, cada una a su manera, nos volcamos en la historia. Los roles estaban fijados de manera irremediable: la novela pedía la intervención de ambos protagonistas y la división resultaba obvia. Marcus Abberlain, protagonista masculino de nuestra historia, llamaba a Selene con la voz de los poetas del romanticismo; Ilyria Blackwood, mi chica preferida, me pedía a gritos que le prestase mi voz desde la actualidad.

El 7 de Septiembre de 2011 empieza nuestra andadura de la mano. Las páginas se suceden con una velocidad vertiginosa, fluyendo casi por ciencia infusa. Los capítulos corren, sorprendiéndonos en ocasiones, descubriéndonos más de un mundo que nosotras sólo habíamos esbozado hacía tiempo. Sólo un mes después, mucho antes de lo que cualquiera de las dos hubiéramos imaginado, la primera parte de Pétalos de Papel concluye a las 18:25 de un 5 de Octubre (¿que por qué soy tan exacta? Me encargué del último capítulo y guardé en mi agenda fecha y hora en el momento de poner punto y final). Cabe decir que el final fue inesperado: de lo que esperábamos que fuera una novela autoconclusiva, como mucho de dos tomos, nos hemos visto envueltas en una historia mucho más larga y con muchos más matices a completar.

Desde este espacio sólo puedo decir que las dos estamos contentas. Quizá no sea lo mejor que hagamos en la vida, quizá en unos años descubramos que podemos dar mucho, muchísimo más de lo que hemos dado en esas páginas que, por otra parte, han sido completamente sentidas y trabajadas en todo momento. Pero lo que las dos podemos asegurar es que nos ha hecho feliz hacerlo, razón de que queramos compartirlo con el mundo. Con todo aquel que sienta curiosidad, con todo aquel que quiera leerlo. Por ello, la novela está disponible para descargar gratuitamente en la pestaña de descargas. Podéis encontrar tanto el archivo completo como el primer capítulo.

Lo que hemos conseguido: Poco a poco, paso a paso. 
 
Desde que comenzamos esta turbulenta andanza online allá por el mes de Febrero esta novela nos ha dado más de una alegría y ha ido creciendo más de lo que nunca hubiéramos imaginado. Lo que empezó como una sencilla decisión para dar a conocer un trabajo en el que habíamos puesto mucha ilusión, a día de hoy da en resultado más de 5400 descargas en red y muchas sonrisas provocadas por vosotros, nuestros lectores.

Por diferentes medios hemos recibido muchísimas opiniones quienes se han acercado hasta esta novela animados por el boca a boca y la difusión que la red y especialmente la blogosfera haya podido darnos. Todas ellas han sido, de momento, especialmente positivas. Las reseñas u opiniones públicas que hemos ido recibiendo podéis verlas desde la sección creada para ello, justo en Reseñas de Pétalos de papel, así como las entrevistas que también nos han hecho en distintas webs o las diferentes creaciones que han ido llegando de nuestros lectores. Como consecuencia de estos resultados la bloguera Coral Black, del blog Cada libro un mundo, ha creado una iniciativa en Facebook que desea la publicación de la novela. Si queréis formar parte de ella solo tenéis que hacer click en "me gusta" y ayudarnos a crecer.

En septiembre de 2012 hicimos una pequeña autoedición impresa de 50 ejemplares dadas las numerosas peticiones de tener el libro en papel. Esta diminuta tirada fue reservada en su totalidad antes incluso de 24 horas, llegando a sobrepasar el número estimado de ejemplares y obligándonos con esto a programar una segunda reimpresión de otros 50 ejemplares que también fue liquidada poco después. No tenemos intención, sin embargo, de volver a reimprimir. 

A día de hoy, no podemos decir mucho más que gracias: muchísimas gracias a todos los que hacéis esto posible, por creer en nosotras y en nuestros pétalos. Desde aquí, gracias por soñar. 

Y si tú que lees esto todavía no has leído la novela... ¿Te animas? A todos los que os aventuréis a entrar en sus páginas... Gracias también :)

Iria G. Parente y  Selene M. Pascual
Se ha producido un error en este gadget.